Cuidados de las mascotas

Mascotas

Cuando hablamos de mascotas es importante notar que casi todos en algún momento de nuestra vida hemos tenido un acompañante de origen animal el cual nos sirve de apoyo sentimental y compañía ante el diario devenir social. Aunque la variedad de mascotas existentes es muy amplia, existen ciertos principios y cuidados básicos que se deben de tener en cuenta a la hora de tener un espécimen animal como mascota. Si estas pensando en tener una mascota, este artículo te vendrá bien pues hablaremos de aquellos cuidados básicos que cualquier mascota necesita y de esta manera puedas tomar la decisión correcta ante esta experiencia que sin duda puede cambiar tu vida.

El tamaño así como la especie de mascota que se tiene en casa dependerá en mucha medida de la capacidad de su dueño para poder hacerse cargo de sus necesidades básicas así como cubrir todos los requerimientos implícitos en su mantenimiento. Es importante siempre recordar que tener una mascota es una responsabilidad permanente y dependerá de nuestra capacidad para ser metódicos y cuidadosos que nuestra mascota este sana y feliz.

Las mascotas más populares

Aunque la diversidad de animales usados hoy en día como mascotas o con fines de compañía es sumamente grande, existen ciertas mascotas que cuentan con mayor popularidad que otras, esto se debe a muchos factores como razones históricas, afinidad de carácter y comportamiento con el hombre, así como la sencillez de sus cuidados respecto a otros animales.

La diversidad de animales que hoy en día han sido domesticados con el fin de ser usados como compañía son verdaderamente grandes, y si a esto le sumamos aquellos animales utilizados como mascotas y que son considerados exóticos nuestra lista crece grandemente. Todos y cada uno de ellos en una gran diversidad de razas que cuentan con sus propias características como tallas, colores, comportamiento entre otros.

Cuando nos disponemos a tener una mascota es muy importante tomar en consideración algunos aspectos fundamentales como el tiempo que tenemos disponible para dedicarle, el espacio con el que contamos así como también nuestro presupuesto para poder suplir sus necesidades de mantenimiento.

Los perros son el ejemplo más claro, popular y generalizado de una mascota. La razón de su popularidad es la amplia historia que estos animales tienen conviviendo con el hombre. La afinidad que los perros muestran al hombre es sin duda una modelo excepcional de convivencia entre especies. Los perros tienden a tener un carácter protector con los miembros de la familia a la que pertenecen y logran crear vínculos sentimentales grandes con sus dueños, este comportamiento les han valido para ser los animales de compañía preferidos.

Justo por detrás de los fieles perros nos encontramos con otra singular mascota: los gatos. Con un carácter más calculador así como un comportamiento orgulloso y elegante, estos felinos han ganado mucho terreno entre aquellas personas que prefieren las mascotas con perfiles más discretos. Sin embargo los gatos suelen también ser increíblemente inquietos, causando uno que otro dolor de cabeza a sus dueños cuando no cuentan con el espacio necesario para mitigar su curiosidad.

En esta lista también podemos encontrar a los más populares entre los roedores, y con esto nos referimos a los hámsters, los cuales han demostrado ser una excelente compañía para aquellas personas que cuentan con espacios reducidos. Los cuidados que conlleva el tener un hámster como mascota no son en esencia complicados y esto los convierte en una opción ideal para los niños y los más jóvenes. Cuidar de un hámster es relativamente sencillo como se haría con un pez, sin embargo esto no es sinónimo de que no requieran la atención necesaria para desarrollarse sanos.

Los gatos como mascotas

Necesidades básicas de las mascotas

Es importante que antes que nos tomemos a la tarea de hacernos cargo de un ser vivo entendamos perfectamente las responsabilidades que conlleva este hecho. De nuestra responsabilidad en el mantenimiento de nuestras mascotas dependerá su estado de salud y felicidad, una mascota saludable y feliz será una mejor compañía.

Independientemente de la especie animal que escojas como mascota de compañía existen ciertos lineamientos generales que debes mantener en observación para poder tener a tu mascota en óptimas condiciones.  El proporcionar la satisfacción adecuada a cada una de las necesidades de nuestra mascota tendrá un impacto directo en la forma en que nos relacionamos con dichas mascotas.

Lo primero a tomar en cuenta es la dieta de las mascotas. Según el tipo de mascota que escojas, sus requerimientos nutricionales serán diferentes. Investiga el número de veces al día que debe comer tu mascota como dato principal y luego debes conocer cuáles son los alimentos básicos de los que se compone su alimentación ya que dependiendo de la especie serán diferentes sus requerimientos tanto de vitaminas como proteína, carbohidratos entre otros.

Para una dieta apropiada necesitas un balance adecuado de los diferentes nutrientes. Una opción práctica es investigar acerca de la existencia de alimentos especializados. Estos alimentos cuentan con la ventaja de estar diseñados para cubrir las necesidades nutricionales de las mascotas y muchas de las veces vienen en conjunto en un solo pienso.

Recuerda siempre que parte de una buena alimentación es el acceso al agua fresca y de calidad, mantener hidratada nuestra mascota le proporcionará un funcionamiento correcto de su sistema digestivo así como mantener los procesos biológicos naturales. Existen en la actualidad muchos equipos especiales para proporcionar este líquido en forma continua y eficiente, aunque esto no debe ser impedimento para poder ingeniártelas para mantener un acceso constante de agua para tu mascota.

Los requerimientos en cuanto a espacio para su alojamiento son de igual forma importantes, recuerda siempre mantener limpio este espacio y libre de perturbaciones, la limpieza en este lugar será algo primordial entre tus responsabilidades, recuerda que mantener limpio este lugar te evitará los malos olores y mantendrá la salud de tu mascota, es por esta razón que la frecuencia con que realizas esta actividad debe ser continua; procura hacerlo como mínimo una vez al día.

Como cualquier ser vivo, la actividad física es primordial, esto permite mantener los balances bioquímicos óptimos en el cuerpo así como ayuda a mantener sanos los músculos y diferentes aparatos biológicos de los animales. Contar con el espacio adecuado para esta actividad física es una tarea que debes llevar a cabo con minuciosa responsabilidad, no olvides que cada tipo de mascota tendrá sus propios requerimientos de actividad física, y en algunas especies puede llegar a ser fundamental la actividad física diaria.

Un aspecto que por ningún motivo se debe descuidar y se trata de la profilaxis; o dicho de otra manera el control de enfermedades que tenemos sobre nuestras mascotas. Y este punto se hace  especialmente relevante no solo por el bienestar de nuestros queridos compañeros de convivencia sino también por nuestra propia salud, existen muchas enfermedades conocidas como zoonóticas, las cuales pueden contagiarse directamente de los animales al hombre. Es por esta razón que una vacunación y cuidado profiláctico efectivo no solo mantendrá a nuestra mascota sana sino que proporcionara la seguridad en nuestro hogar de estar libre de vectores contagiosos.

Por último y no menos importante está la necesidad de nuestras mascotas de afecto. Se debe tener presente que los animales que normalmente son usados para mascotas tienen un carácter dócil debido a su comportamiento social, esta necesidad de relacionarse con sus congéneres la obtienen de la relación con su dueño por lo que el crear un vinculo con tu mascota es un paso muy importante para mantener su ánimo y energía diaria.

Alimentación de las mascotas

¿Debo o no tener una mascota?

Concluyendo con nuestro artículo haremos énfasis en que antes de tener una mascota debes estar muy informado de los pros y contras de esta decisión, así como estar seguro que tienes las capacidades materiales y sentimentales para conllevar esta relación entre tu mascota y tú. El escoger un acompañante animal es una responsabilidad que tienes que tener muy presente. No resulta justo optar por una mascota y luego abandonarla debido a que no tuvimos la capacidad de hacernos cargo de ella.

Actualmente existen muchos sitios donde puedes encontrar información acerca de cómo cuidar a tu mascota dependiendo de la especie que elijas, también puedes encontrar muchos centros de cuidado para tu mascota donde puedes obtener un servicio veterinario adecuado así como también puedes obtener acceso al pienso correcto y con esto mejorar el estado físico de tu compañero. Llevar periódicamente a nuestra mascota a sus revisiones veterinarias de rutina es también parte de nuestro compromiso hacia nuestras queridas mascotas. Una mascota sana y feliz habla muy bien de su dueño.

Para terminar, si ya has tomado la decisión de tener una mascota te exhortamos a que consultes la posibilidad de adoptar un animal sin hogar, de no ser posible te animamos a mantener una relación sana con tu nueva mascota; el hacerse cargo de otro ser vivo te ayudara a crear en ti un sentido de responsabilidad que luego se tornara en cariño hacia tu pequeño amigo, por lo cual comprenderás la enorme satisfacción que estos pequeños amigos pueden traer a tu vida.